info@linkbrokeralicante.com
965 92 06 53

Single Blog Title

Seguros agrícolas

Seguros agrícolas contra inundaciones ante las lluvias de primavera

No es necesario acudir al refranero español para descubrir que la primavera es una de las temporadas álgidas para la lluvia en España. Esa lluvia, cuando sobrepasa ciertos límites de intensidad, pasa de ser una bendición a un problema: los seguros agrícolas, que protegen contra inundaciones, se convierten en una necesidad para salvaguardar las cosechas y resguardar el valor de muchos activos diferentes.

El clásico refrán “como agua de mayo” hace referencia a la suerte de que se den circunstancias idóneas para la consecución de un objetivo. Una buena temperatura, sol y agua son para el campo pronóstico de buena cosecha. Pero en la meteorología, al igual que en otros muchos campos, los excesos se pagan: las inundaciones y otras catástrofes naturales producen graves daños imposibles de asumir por las explotaciones agrarias de forma individual.

Ese motivo hizo que a finales de los años 70 naciese en España el Sistema de Seguros Agrarios, que financia y da cobertura técnica a daños debidos a causas extraordinarias. En estas cuatro décadas de vigencia se han ido incorporando todas las producciones agrícolas (seguro agrario, seguro pecuario, seguro forestal y seguro acuícola) y la práctica totalidad de los riesgos naturales, siendo uno de los sistemas con mayores coberturas a nivel mundial.

El Agroseguro consiste en una doble intervención: el Estado e instituciones públicas y las compañías de seguros, que participan de forma voluntaria. Hoy en día, 22 compañías forman este pool se coaseguro, que sirve al mismo tiempo como herramienta de política agraria.

El Estado subvenciona parcialmente el pago de las primas, tiene un coste fijo y, a cambio, traslada a las aseguradoras las previsiones y el riesgo por causas extraordinarias. Ademásel agricultor se implica con el pago de su cuota y franquicias, lo que reduce tanto el coste económico como el político: las indemnizaciones se distributen en función de los contratos suscritos entre los agricultores y las aseguradoras. La función pública se complementa con la actividad reaseguradora a través del Consorcio de Compensación de Seguros. En última instancia, el mayor perjudicado es el NO asegurado.

Ventajas de contratar seguros agrícolas

Contratar un seguro agrícola puede ser muy interesante para propietarios de explotaciones agrícolas, empresas del sector agrario y otros casos en los que las inclemencias meteorológicas de la primavera puedan afectar. Algunas de las ventajas son las siguientes.

  • En caso de siniestro, existe una mayor correspondencia entre el daño ocasionado y la indemnización recibida ajustada a las coberturas contratadas.
  • La indemnización se cobra antes de los 60 días siguientes a la recogida de la cosecha o del plazo en el que terminen las garantías.
  • El cobro de indemnizaciones supone la posibilidad de mantener la producción y asegurar la renta del agricultor o ganadero.
  • A la hora de solicitar un préstamo o negociar plazos de pago con proveedores, tener el seguro agrario marca la diferencia entre conseguirlo o no.

Los seguros agrícolas son la mejor alternativa para obtener ayudas en casos de fenómenos climatológicos adversos o catástrofe, porque aplica criterios técnicos y valora los daños de los asegurados consensuados con anterioridad al inesperado suceso.

Si quieres obtener más información sobre seguros agrícolas, ponte en contacto con nosotros.

Deja tu comentario

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una mejor calidad de servicio. Si continuas navegando, entendemos que aceptas su uso. Leer más

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar