info@linkbrokeralicante.com
965 92 06 53

Single Blog Title

Los seguros de vida tienen coberturas más allá del fallecimiento

Así funcionan los seguros de vida: cobertura más allá de los fallecimientos

Los seguros de vida son un producto habitualmente poco conocido por el gran público y los usuarios. La costumbre, y el formato más tradicional de estas pólizas, llevan a pensar que su funcionamiento es poco más complejo que el de que los herederos perciban una compensación en caso de fallecimiento del titular del seguro. Pero la innovación en el sector de los seguros y el avance y mejora de los productos han hecho que los seguros de vida hayan evolucionado notablemente.

¿Qué coberturas tiene un seguro de vida?

La cobertura básica y obligatoria, por supuesto, es la del fallecimiento, independientemente de cómo se produzca este. Los seguros de vida son básicamente un contrato de protección económica para la familia o beneficiarios, que garantiza durante un tiempo el nivel de vida de la familia, cubriendo las deudas financieras y la financiación de proyectos vitales, tanto en curso como de futuro.

Pero, aparte de esta cobertura ya conocida, los seguros de vida pueden incluir coberturas adicionales por accidente o enfermedad grave:

  • Incapacidad del asegurado para cualquier trabajo o actividad profecional (absoluta) o para su profesión habitual (total).
  • Doble capital asegurado en caso de accidente.
  • Triple capital por accidente de circulación.
  • Diagnósticos de enfermedades graves: cáncer, infartos, insuficiencias renales, transplantes, etc.

En cualquier caso, se mantiene el componente de protección, y las coberturas son complementarias a la garantía principal. Por tanto, no se pueden separar de ella, y la póliza queda anulada una vez se produce el siniestro y el pago por parte del asegurador.

¿Qué importe aseguran los seguros de vida?

El importe asegurado depende de las cargas y proyectos vitales de cada contratante. Un punto de partida es tomar como referencia los ingresos netos anuales y multiplicarlos por seis, lo que dará una aproximación bastante precisa. Seis años se considera el tiempo con similar nivel de vida y el plazo necesario para reconducir la situación económica familiar.

Antes de nada, es necesario un reconocimiento médico o declaración de salud en función de los importes asegurados.

¿Cuándo es necesario un seguro de vida?

Habitualmente, los seguros de vida se contratan cuanto mayor sea el nivel de carga familiar: cuantas más personas dependan del titular del seguro y mayores responsabilidades financieras tenga. Habitualmente, la contratación se da entre los 30 y los 50 años.

La prima del seguro es variable: depende del importe asegurado y de la edad del titular de la póliza. También el nivel de coberturas, el cobro de la prestación y otras variables influyen en el precio final que pagará el usuario.

Para que la prima no sea disparatada, conviene tener en cuenta cuáles son las coberturas adicionales más adecuadas para cada caso, de forma que el usuario no contrate algo que no necesita. Puede variar en función de si la prestación es en forma de capital o de renta periódica, y si esta se cobraría de forma temporal o vitalicia. Las aseguradoras tienen baremos para determinar la cuota final del seguro.

¿Quién cobra de los seguros de vida en caso de siniestro?

El contratante de la póliza siempre elegirá uno o varios beneficiarios de su seguro en caso de que ocurra algún siniestro. Puede ser un familiar, hijos o cualquier persona asignada en el contrato, y el titular puede modificarlo cuantas veces desee siempre que notifique a la compañía aseguradora.

Existen, además, seguros de vida ahorro, combinados con las coberturas de fallecimiento e invalidez, y en muchas ocasiones suponen también una inversión.

Pueden ser temporales (un viaje, 10 años, hasta la jubilación, etc.), y transcurrido el plazo, el asegurador no pagaría indemnización alguna. También los hay, los más frecuentes, de vida entera: aseguran al contratante durante toda la vida un capital que se abonará al fallecimiento, o con anterioridad, por un valor de rescate concreto (Unit Linked).

De cada usuario depende elegir el que mejor se adapte a sus necesidades. Con toda esta información y el caso particular de cada persona, en Link Broker, correduría de seguros en Alicante, podemos estudiar tu situación y ayudarte a optimizar tu decisión, de forma personalizada y objetiva.

Deja tu comentario

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una mejor calidad de servicio. Si continuas navegando, entendemos que aceptas su uso. Leer más

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar